M I É R C O L E S D E C E N I Z A E N S A N M I G U E L E L A L T O


M I É R C O L E S D E C E N I Z A E N S A N M I G U E L E L A L T O
2020-02-26


El San Miguel antiguo era un pueblo lleno de tradiciones y costumbres, así como de valores. Un lapso en el cual se podía observar una religiosidad arraigada entre los pobladores del bello terruño de cantera rosa era la Cuaresma –que empieza con el Miércoles de Ceniza-, tiempo en que la Iglesia nos invita a la conversión y al arrepentimiento.

Cabe mencionar que la maestra Cristina Ascencio recordaba que todavía en la década de los cincuentas y sesentas le tocó ver el caso de fieles que se dejaban la ceniza por una semana, además, con nostalgia evocó el rezo de once de los Viernes de Cuaresma aproximadamente en los cincuentas y sesentas, el cual era guiado por un sacerdote y se reunía un número considerable de fieles; en este, había hermosos cantos, como los de “Las tres caídas”. Ahora bien, expresó que se trataba de educar con ahínco a los niños y niñas en cuanto a la forma del ayuno. Hay que señalar que se habla de que en décadas anteriores, hace ya muchos años, los ejercicios espirituales eran impartidos por los sacerdotes y se separaban hombres y mujeres; las tandas comenzaban a las 6:00 a.m.


Desde antaño, un postre típico del Miércoles de Ceniza en los hogares sanmiguelenses es la capirotada, que consiste en un postre hecho a base de bolillo o del llamado pan de capirotada, que lleva piloncillo, nueces, pasas, gragea y queso.


L.C.C. Juan Ramón Jiménez Jiménez







Siguenos




© 2018 | Políticas de Privacidad
Todos los derechos reservados


Más Buscado

  • 3477881961
  • a
  • Abogado Simón Filiberto García Muñoz
  • Ad
  • Ade
Boletín


Inicio | Noticias | Artículos | Contactar